30 septiembre 2015 | Chris Walley | 0 comentarios

Postal desde Chipre: Luces y sombras

postcard from Cyprus - photo by Chris Walley

En Chipre, este mes de abril hubo tormentas fuera de temporada. Viajando por sus alrededores para ver si había algún potencial para algún proyecto A Rocha, me sorprendió el contraste entre la luz del sol y las sombras resultantes. Esa combinación de luz y oscuridad parece caracterizar a la isla.

El patrón de luz del sol y la sombra se puede ver en la historia de Chipre. Surgiendo del Mediterráneo y accesible desde África, Asia y Europa, Chipre siempre ha tenido visitantes. Algunos de aquellos, vinieron por el comercio, el turismo o por refugio, han sido beneficiosos y han contribuido a la rica y diversa cultura de la isla. El “lado oscuro” es que otros visitantes han sido menos bienvenidos: ha habido innumerables asaltos e invasiones. Casi todo el mundo, desde los fenicios a los venecianos y desde los bizantinos a los británicos, han deseado poseer su granito de arena de la isla. De hecho, los británicos todavía están alli, tanto como residentes de las áreas de bases de soberanía militar como expatriados (unos 65.000).

En la política y en la cultura también usted encuentra el rasgo de la luz del sol y de la sombra. Como millones de turistas han descubierto, los chipriotas son hospitalarios y extrovertidos, y están dispuestos a tolerar las rarezas de los extranjeros. Los británicos encuentran el país especialmente atractivo: ¡un lugar donde hay sol, se habla inglés y se conduce por la izquierda! Aquí la sombra que cae, es la división de la isla desde hace 40 años, en la República de Chipre internacionalmente reconocida, de habla griego, y la universalmente aislada República Turca del norte de Chipre. Entre las dos existe una importante zona neutral controlada por las Naciones Unidas. Uno no tiene que pasar mucho tiempo en Chipre para darse cuenta de que esta división no es simplemente histórica, sino una herida que todavía duele. Y el hecho de oír que desde la base de la RAF en Akrotiri despegan los cazabombarderos para dirigirse al este, a Siria, lo que recuerda que la sombra de un nuevo conflicto se cierne sobre la isla.

En asuntos medioambientales también hay luces y sombras. Hay luz en la tremenda riqueza de fauna y flora, complementada en primavera y otoño por millones de aves migratorias que utilizan la isla como una escala  invaluable. También hay luz en algunos de los brillantes proyectos que existen: el vanguardista centro medioambiental de Akrotiri, la excelente labor de Avifauna Chipre (Birdlife Chipre) y muchos otros proyectos de conservación ambiental de primera categoría. Aquí el lado sombrío es la terrible cuota que los seres humanos han impuesto a la naturaleza mediante la caza y el uso de trampas, la deforestación y una urbanización aparentemente descontrolada. De hecho, es precisamente el atrapamiento de aves la razón por la que se invitara a A Rocha a participar en esta misión de evaluación. Aunque es ilegal, la ambelopoulia –cocción de aves canoras– es lo suficientemente  rentable como para que los delincuentes coloquen gran cantidad de redes japonesas y palos encalados para atrapar a las aves migrantes. Las capturas accidentales no comestibles, que pueden incluir abubillas, búhos y halcones, tienen los cuellos  retorcidos y son arrojadas a la basura. Es un comercio difícil de parar, no sólo porque –bastante embarazoso–la peor parte de él ocurre en las Bases Aéreas de soberanía británica.

En Chipre se encuentran luces y sombras en todas partes. Uno de los puntos fuertes de A Rocha, que tiene sus raíces en nuestra base bíblica, es una visión del mundo que es a la vez optimista y realista. Nos regocijamos en todo lo que es bueno, viendo en ello la obra de un Dios que es bueno. De la misma manera, reconociendo que vivimos en un mundo caído, estamos entristecidos pero no sorprendidos por la oscuridad del mal. Pero vivimos una esperanza resumida en las palabras al inicio del evangelio de Juan: “la luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no han prevalecido contra ella”. Sabemos que a través de Cristo, al final el bien triunfará y la luz destruirá a las tinieblas. Si surge algún proyecto para nosotros en Chipre, sin duda este optimismo y este realismo nos situará en buen lugar.

Traducción: Marisa Raich / Liliana Berango

Categorías: Postales
Sobre Chris Walley(2)

Chris es licenciado y doctor en geología y ha trabajado como geólogo consultor para empresas pretrolíferas y como profesor en universidades y escuelas secundarias. Sin embargo, siempre ha participado a fondo en temas medioambientales. Pasó un total de ocho años en el Líbano (1980-84, 1994-96), y durante ese segundo período fue parcialmente responsable de la fundación de A Rocha Líbano. Él y su esposa, Alison, viven ahora en el sur de Francia, a medio camino entre dos centros de A Rocha Francia. Chris forma parte de la junta directiva de A Rocha Francia y participa en semanas de enseñanza en Courmettes y dirige un popular tour sobre la historia natural de la finca. En el tiempo que le queda libre, le gusta escribir tanto ficción como teología popular, y ha escrito varios libros conjuntamente con J. John; el más reciente, Jesus Christ: The Truth.

Ver todos los artigos de Chris Walley

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.