Sembrando la semilla de A Rocha en Canadá

Traducción de María Eugenia Barrientos de Sowing the A Rocha seed in Canada

El tema en nuestra iglesia a un tiempo atrás, ha sido “la buena semilla” y nuestro pastor ha hablado de la buena semilla del Reino de Dios – semillas del amor, la justicia y la gracia que se siembran en aparente oscuridad y al azar, pero que crecen como las hierbas invasoras, grandes, fuertes y vibrantes. Cualquier persona que ha estado alrededor de A Rocha durante mucho tiempo sabe que esta ha sido nuestra historia en todo el mundo. Y ha sido nuestra historia también en este particular rincón del mundo, Canadá.

Fennel seed by Howard Cheng

Fennel seed by Howard Cheng

Todo comenzó hace 17 años, cuando Peter y Miranda Harris llegaron a Vancouver para dar una clase en el Regent College. A partir de esa clase y de reuniones posteriores alrededor de la ciudad, un grupo heterogéneo de ‘cristianos amantes de la Tierra’ se reunieron alrededor de mesas de café y en caminatas de observación de aves, para ver si el sueño A Rocha podría echar raíces en suelo canadiense.

Comenzó bastante pequeño – nuestro primer miembro del equipo a tiempo parcial, Karin Boisclair-Joly, trabajó en un armario debajo de una escalera! Cuando Markku y yo nos unimos a Patrick Lilley y comenzamos como el primer equipo y directores de tiempo completo de A Rocha, mejoramos y fuimos para nuestro sótano. Nuestros primeros eventos muy a menudo atrajeron no más de cinco o diez personas en el mejor de los casos y teníamos muchos problemas con nuestro pequeño presupuesto de operación. Cuatro años más tarde, aterrizamos en nuestro primer centro de estudios de campo en el río Little Campbell en Surrey, BC. De repente, la semilla había germinado y la planta había echado raíces. Aunque sigue siendo algo frágil, la semilla de mostaza de aquella primera visión había crecido a un tallo y a ramas y los pájaros y las bestias (léase: los internos!) fueron encontrando refugio bajo su sombra.

A través de los años hemos sido sorprendidos por la gran cantidad de personas que han encontrado su camino hacia nosotros – gente de todo el mundo y también bien próximos. Personas que han ayudado; a restaurar las corrientes del salmón, a compartir la maravilla de la creación para miles de niños de las escuelas, y a crecer quintales sobre quintales de verduras orgánicas para las familias locales y para las personas que viven con bajos ingresos.

Y la semilla de mostaza se auto-propaga. Otro Centro brotado en las zonas rurales de Manitoba, un proyecto urbano que trabaja con los más marginalizados esta prosperando en Winnipeg, una red de jardines comunitarios que se extiende de costa a costa está floreciendo en todo el país, y, más recientemente, un nuevo y fenomenal Centro en Surrey, BC ha sorprendido a todos nosotros en sus proporciones y posibilidades. No podríamos haber planeado este crecimiento. El Sembrador siembra la semilla de la visión de A Rocha en la tierra fértil de unas pocas almas ingenuas que formaron la primera Junta Directiva, voluntarios y equipo, que juntos creen que el cuidado de la creación como misión cristiana fue un digno llamado para nuestras vidas, el Espíritu regó y la notable fruta ha nacido.

One thought on “Sembrando la semilla de A Rocha en Canadá

  1. Pingback: Sowing the A Rocha seed in Canada | The Planetwise Blog

Leave a Reply