Los cinco compromisos básicos de A Rocha vividos por John Stott – 5: Cooperación

Traducción de María Eugenia Barrientos de A Rocha’s five core commitments as lived by John Stott – 5: Cooperation

Tengo un pequeño y determinado nieto. El puede insertar un asombroso número de vocales en la palabra NO. Ya sea en niños de dos años o en adultos, fuertes diferencias de opinión pueden tener que pasar por varias etapas antes de un cierto grado de cooperación que se alcanza – mediante una cuidadosa escucha recíproca, por ejemplo, la comunicación clara de puntos de vista, compromiso apropiado quizá, y la construcción de paz – que en su caso significa un acurrucado abrazo. Su hermano, a una edad similar, una vez tomó un enfoque diferente frente al conflicto. Bajo severa, aunque juguetona, provocación de su padre, comenzó a responder a continuación. Luego evaluó la situación con calma, y cambió de idea. Girando en sentido contrario, dijo en voz baja a sí mismo: “Camina lejos, solo camina lejos.” ¡Oh, la sabiduría de un niño de dos años!

John Stott and the Lebanon A Rocha meeting

John Stott fue totalmente familiarizado con estos dos enfoques para abordar las diferencias de opinión que importan. Era humilde, sabio y lo suficientemente amable para saber que la cooperación con personas de opiniones y creencias muy diferentes es esencial si la Iglesia va a avanzar hacia la unidad basada en la verdad inmutable de la historia bíblica y el señorío de Cristo sobre toda la creación, así como para ser el medio de Dios para transformar la sociedad. A menudo, para él se trataba de un largo y paciente proceso de estudio meticuloso, diálogo honesto y conciliador, construcción de puentes despejando antes terreno suficiente para la cooperación genuina. A veces, como mi nieto, tuvo solo que caminar lejos.

La conferencia de Lausana 1974 ofrece un excelente ejemplo de incansable y riguroso compromiso de John con los líderes cristianos de todo el mundo expresando contundentemente puntos de vista contradictorios sobre lo que significa proclamar el evangelio. El insistió en que la misión de Dios en el mundo envuelve mucho más que proclamación verbal. Algunas personas sintieron que él así minó la importancia de la evangelización; pero muchos de estos líderes, especialmente de la mayoría del mundo, dieron crédito al rol de John en el congreso salvando la integridad de la fe evangélica y el testimonio en una época de creciente escepticismo sobre la relevancia de la iglesia. “John era compasivo, paciente y profético cuando desarmó a los críticos y convenció a los escépticos”, dijo Peter Kusmic de Croacia, el director de una escuela de teología de veinte y ocho años, en la comunista y dominada Yugoslavia, que conoció a John por primera vez en la conferencia. Más tarde, después de trabajar con él en muchas ocasiones, Peter se convirtió en uno de los líderes del movimiento global de Lausana. La diplomacia hábil que John ejerció en Lausana no podría haber ocurrido si él se hubiera mantenido en una posición atrincherada, pero sólo cooperando en un proceso vigoroso, compartido con los de convicciones igualmente fuertes. Una vez más, su mente brillante, empapada en el estudio de las Escrituras, se alió con su gentileza inagotable, habilitando que las conexiones y el desarrollo de relaciones tengan lugar, lo que previno muchas divisiones posibles en la iglesia. Fue en esta conferencia que fue reconocido como el apóstol, o “el jefe de máquinas” de la unidad evangélica.

En 1984, Marshall, Morgan & Scott publicó Problemas que los cristianos enfrentan hoy. John siempre insistió en que los cristianos tienen compromisos gemelos: a la Biblia como la palabra escrita de Dios, y al mundo en él que la humanidad se sitúa, en todas sus dimensiones, social, política y ambiental. En general, es más fácil para nosotros mantener estos mundos separados de nuestras “vidas espirituales”, pero John estaba decidido a “pensar cristianamente” y enseñar a otros a hacer lo mismo. “Tenemos que vivir bajo la palabra en el mundo”, él dijo. Este ambicioso tomo aborda temas tan amplios como la economía global, la justicia social, la sexualidad humana y la amenaza nuclear. Con una humildad característica, reconoció su reticencia a traspasar en los campos donde él carecía de experiencia, y admitió sentirse tanto presuntuoso y tonto al tratar la enorme tarea de la aplicación de la revelación bíblica a los complejos problemas contemporáneos. Estuvo a punto de abandonar el proyecto por completo, sabiendo que no era un especialista en ética social o teología moral. Pero una vez más, de muchos años de conocer y escuchar a los expertos en estos temas, y conducido por convicciones poderosas de que todo de la vida está necesitando conversión si la propia sociedad va a ser transformada, él mostró cooperación creativa en gran escala por lo que este libro pudo venir a ser el recurso valioso que es para la lucha que los cristianos enfrentan con los complicados problemas de nuestro tiempo.

Esta gracia y don de la cooperación se ha ilustrado una y otra vez en la vida de A Rocha. Tal vez uno de los eventos de gran alcance fue hecho posible por el amplio respeto y la confianza en que John llevó a cabo una conferencia que tuvo lugar en Beirut en 1997, durante los primeros días de Chris y Susana Naylor y su notable trabajo de conservación en el valle de Bekaa. Fue la mayor reunión de líderes cristianos en el Líbano desde hace más de 20 años. Ampliamente, diferentes historias y persuasiones teológicas fueron representadas, sin embargo por el extraordinario poder de convocatoria de John todos estaban ansiosos de reunirse alrededor de un tema nuevo: el cuidado de la creación como una respuesta intrínseca al evangelio. Para cada uno de ellos, el razonamiento bíblico sería aún más persuasivo que los argumentos acerca de la crisis ambiental del país, y nadie podía prever esto con más fuerza que John. Su temprana aprobación de A Rocha a través de este evento pavimentó el camino para las buenas relaciones con los líderes cristianos que los Naylors podrían proseguir construyendo. Ellos y su equipo también ganaron la confianza y la cooperación de los hacendados locales y la comunidad en general, pacientemente desarrollaron una amplia circunscripción de socios. Así el proyecto siguió adelante con fuerte apoyo, permaneciendo constante a través de tiempos políticamente turbulentos y logrando una notable transformación del Humedal Aammiq, el foco de sus esfuerzos de conservación, que el propio John visitó más tarde.

La cooperación no es lo mismo que la rendición ni el compromiso pusilánime. John Stott rara vez o nunca fue culpable de cualquiera de los dos. (Ni tampoco para el caso, lo son mis nietos). Pero al igual que con los otros cuatro compromisos básicos de A Rocha: Cristianismo, Conservación, Transcultural y Comunitario, John ha definido y ejemplificado la Cooperación de una manera que nos da ambos, la inspiración y el desafío. Como movimiento global, nosotros también aspiramos a una postura de diálogo respetuoso para establecer un terreno común y preservar la unidad entre cristianos y la cooperación con todos los que sea posible. El New York Times escribió del enorme impacto de John sobre la iglesia, y la revista TIME lo incluyó en su lista de las cien personas más influyentes del mundo. Pero creo que la persona que dice esto mejor, porque conocía a John por más de cuarenta años como un mentor y amigo, es Peter Kusmic, por lo que la última frase de mi último blog, en honor a este ilustre hombre de la iglesia y amigo de A Rocha, va para él. “John Stott es el más saludable, semejante a Cristo y globalmente influyente siervo-líder cristiano que jamás he conocido.”

A Rocha Internacional será el anfitrión de la primeira Conferencia John Stott, en Londres el 23 de octubre de 2013. Oradores: Rev. Dr. Chris Wright, Director de Ministerios Internacionales de Langham Partnership International, y David Nussbaum, Director General de WWF-UK, marcarán la contribución de John Stott a la combinación de la teología bíblica (la Palabra) con relevancia contemporánea (el Mundo). Para boletos y más información, visite http://www.wegottickets.com/event/228934

One thought on “Los cinco compromisos básicos de A Rocha vividos por John Stott – 5: Cooperación

  1. Pingback: A Rocha’s five core commitments as lived by John Stott – 5: Cooperation | The Planetwise Blog

Leave a Reply