Los cinco compromisos básicos de A Rocha vividos por John Stott – 1: Cristianismo

Traducido por María Eugenia Barrientos de A Rocha’s five core commitments as lived by John Stott – 1: Christian

Si le dijeras a alguien que ha pasado tiempo en círculos cristianos en cualquier lugar del mundo, “Una vez conocí un señor ingles con una mente brillante, pasión por la Biblia y fenomenal energía, aun en la vejez; alguien que vivió increíblemente simple y dio más de lo que ganaba; nunca tuvo una compañera a su lado, que amaba la buena comida y el vino, especialmente en compañía de amigos, alguien con una vida devocional disciplinada y un amor para toda la vida por la iglesia (aunque pensó que mucho coros modernos eran irremediablemente sentimentales); alguien que pudiera llegar a miles con una predicación poderosa y conectarse con las personas individualmente y aún así estar orando por ellos años más tarde, ¿quién hablaría hasta las dos de la mañana con el marido no creyente de la dueña de una posada después de un vuelo de larga distancia en ese típico estado de desfase horario que para la mayoría de nosotros experimentamos como no negociable, ah, y alguien que también era loco por la observación de aves y la fotografía”, esa persona podría, a lo mejor, decir… “¿Estás hablando de John? John Stott?”

John Stott, foto por Langham Partnership

Como DL Moody con razón ha señalado, nuestras vidas son leídas más de cerca que nuestras palabras, y por lo general cuentan una historia más precisa. El apóstol Pablo tenía plena confianza en los creyentes de Corinto a este respecto y dijo: “Ustedes mismos son nuestra carta, escrita en nuestro corazón, conocida y leída por todos.” (2 Corintios 3.2). Vivimos en un mundo de muchas palabras, y la mayoría de los mensajes verbales que nos bombardean nos prometen alivio de nuestros problemas o un cambio integral de imagen. La mayoría de nosotros hemos aprendido que los shampoos y el nuevo automóvil no se entregan en casa. Por otro lado, un prometedor mensaje de perdón, paz y esperanza de un cambio real es atractivo. Pero, ¿podemos confiar en el mensajero? Alguien cuyo estilo de vida y las relaciones coinciden con sus creencias? Podríamos ser tentados a escuchar al caballero inglés.

John Stott no estaba interesado en ser querido o admirado, o en ganar discusiones por solo el bien de ellas mismas. El estaba interesado en conocer a Cristo y darlo a conocer, en su señorío sobre toda la creación, y en la verdad de la historia bíblica. Mientras escribía su comentario de Romanos, cinco de nosotros viajamos a Turquía por una semana para observar aves. El proyecto no fue puesto en espera, por el contrario se levantó más temprano que de costumbre, saliendo de su habitación alrededor de las 6.30 am, después de dos horas de estudio, ligeramente brillante – más bien como Moisés bajando de la montaña, pensé. Lo que realmente me impresionó, sin embargo, era que su búsqueda por la verdad lo estaba llevando a otros veintitrés comentarios sobre el mismo libro escrito por teólogos, algunos de los cuales habrían compartido sus convicciones bíblicas.

Estudió estos comentarios intensamente, para tratar entender de dónde los escritores estaban partiendo, y poner sus propias opiniones a prueba. Cuando no estaba de acuerdo con otros líderes acerca de importantes cuestiones teológicas, el trataría de concertar una reunión personal para discutir los temas, escuchar cuidadosamente y defender su propia posición. Sólo entonces, y si él juzgó absolutamente necesario, estaría dispuesto a discrepar públicamente.

En A Rocha, están creciendo líderes con la profunda fe, humildad, integridad y compromiso total de John Stott? El sospechaba de alabanza y era mordaz sobre la adulación, comparándolas con el tabaquismo: ‘Están bien si no inhalar’, así que en cierto modo, me alegro de que no va a leer este blog! Pero el hecho es que, las cualidades de John son las que anhelamos ver en el corazón de la identidad de A Rocha. Para John, ser un líder, ante todo, era ser un siervo. En este, su mensaje permanente para todos nosotros puede ser el mismo que el de Pablo a los cristianos de Corinto: “Sigan mi ejemplo, como yo sigo el ejemplo de Cristo”. (1 Corintios 11.1)

One thought on “Los cinco compromisos básicos de A Rocha vividos por John Stott – 1: Cristianismo

  1. Pingback: A Rocha’s five core commitments as lived by John Stott – 1: Christian | The Planetwise Blog

Leave a Reply